El objetivo prioritario de ROYAL es la obtención de frutas de máxima calidad, gustosas y saludables para el consumidor, mediante el empleo de prácticas de cultivo respetuosas con los trabajadores y el medio ambiente.

logosNuestra producción y la manipulación de nuestros frutos se basan en los principios generales de las Buenas Prácticas Agrícolas (Good Agricultural Practice), la Producción Integrada, el Desarrollo Sostenible, el Análisis de Puntos de Control Crítico (APPCC) y las Buenas Prácticas de Manipulación e Higiene (BPMH). Prueba de ello son las certificaciones obtenidas con los diferentes protocolos nacionales e internacionales de calidad como son: PRODUCCIÓN INTEGRADA, GLOBAL-GAP, TESCO NURTURE, FIELD TO FORK, LEAF, BRC, IFS, SEDEX y BSCI. La obtención de estas certificaciones es el fruto del control interno de nuestros procesos puesto a prueba a través de más 40 auditorías externas y no menos auditorias internas.

Desde su creación ROYAL ha ido optimizando sus procesos de producción y manipulación incorporando novedosas técnicas de cultivo, confección, organización y gestión totalmente informatizadas y diseñadas por sus propios técnicos, que permiten controlar en tiempo real la calidad de las distintas tareas. Estos controles son soporte para un eficiente sistema de trazabilidad que asegura la identificación e información referente a cualquier lote producido.

Garantizamos la Seguridad Alimentaria de todas nuestras frutas, es decir, una mercancía sana, leal y comercial que cumple con la legislación nacional e internacional en lo que respecta a la sanidad y calidad del producto. Para lograr esta meta ROYAL ha llevado una política ambiciosa de minimización de pesticidas y fertilizantes siendo éstos ajustados y justificados en base a los datos que se obtienen de los controles diarios de las condiciones ambientales y del estado fisiológico, fitosanitario y nutricional de las plantas. Hemos ido priorizando cada vez más el empleo de técnicas de control biológico y el uso de pesticidas y fertilizantes de origen natural, no químico, permitiendo así que las frutas recolectadas presenten un nivel de residuo siempre inferior al LMR (Limite Máximo de Residuo) y una parte muy importante de la producción llegue a los mercados con “residuo 0”. Todas nuestras frutas son sometidas a un exhaustivo control de residuos mediante análisis de cada Unidad Homogénea de Cultivo (UHC) antes de su distribución comercial.

Nuestro Equipo de Calidad se preocupa por atender las necesidades de nuestros consumidores y clientes buscando los mejores resultados mediante una estrecha colaboración con los profesionales del sector. También analizan y resuelven reclamaciones de productos no conformes e incidencias, estableciendo cuantas acciones correctivas sean oportunas, estimulando cualquier acción preventiva y siguiendo un programa de auditorias internas encaminado a la mejora continua sobre los elementos del Sistema de Gestión de la Calidad.

Especial atención merece nuestro compromiso con las condiciones de salud y seguridad laboral, para lo que se cuenta con una Evaluación de Riesgos Laborales en cada centro de trabajo. Respetamos en cualquier caso, la legislación laboral de cada región o país y los requerimientos para que nuestras condiciones de trabajo sean socialmente aceptables y favorecen el desarrollo económico y social de las zonas rurales donde producimos. Se mantiene un programa de formación del personal, con recursos propios o externos para mejorar los conocimientos y habilidades en el entorno de su puesto de trabajo.

ROYAL garantiza así la calidad de sus productos disponiendo para ello todos los recursos humanos y materiales necesarios.