Al contrario del melocotón, la nectarina es una fruta de piel lisa y brillante. Las variedades de carne blanca son muy jugosas y dulces, además de tener un color de piel rosáceo. Las nectarinas de carne amarilla tienen la piel de color rojo intenso y una carne más crujiente.

Tiene un bajo valor energético (65 Kcal. /100 g), a pesar de que presenta un contenido en azúcar (fructosa) bastante elevado, el doble que en el melocotón.

Su alto contenido en vitamina C protege contra diversos tipos de cáncer y fortifica nuestro sistema de defensas.

Alto contenido en beta caroteno (pro vitamina A). Su jugo tiene propiedades diuréticas, siendo adecuado para activar la función renal.

El valor en calcio de las nectarinas es bastante alto.