Hay varios tipos de melocotón:

  • El tradicional español (amarillo de carne dura)
  • El melocotón rojo en el exterior, con carne amarilla de sabor dulce, tanto de carne acida tradicional o de baja acidez (siendo así mas dulces y bajos en acidez).
  • El melocotón de carne blanca suele ser más aromático, con un sabor dulce de fondo, existiendo también los tipos ácidos y bajos en acidez.
  • Paraguayos, de carne amarilla o blanca.

Al contrario de lo que pueda parecer debido a su sabor dulce, el melocotón no es de las frutas que más hidratos de carbono y energía aportan. Destaca su riqueza de fibra, que mejora el tránsito intestinal. Entre su composición mineral sobresale el potasio, y en cantidades discretas, el magnesio y el yodo.
El abanico de vitaminas hidrosolubles que contiene es amplio, sin destacar tampoco en este caso ninguna vitamina en concreto. La cantidad de carotenos si que es más alta que la de otras frutas, lo que le confiere parte de sus propiedades dieto-terapéuticas.
Es muy rico en hierro, por lo que se recomienda su ingesta en estados anímicos e inapetentes. Además de ser rico en vitamina A y otras de tipo C, B1, B2 y B3. Contiene potasio y fósforo.
Su jugo tiene propiedades diuréticas, siendo adecuado para activar la función renal.
Es bastante rico en hidratos de carbono, pero bastante pobre en proteínas y lípidos.
El valor de calcio de los melocotones es bastante alto.