Cómete un arcoiris

 

Comiendo frutas y verduras de una variedad de colores diferentes se pueden obtener los mejores beneficios para la salud. Cada fruta y verdura de colores distintos contienen los componentes específicos que son esenciales.

Las frutas y verduras son muy importantes porque son alimentos completos creados por la naturaleza, ricos en una gran cantidad de nutrientes.

Los alimentos procesados que consumimos habitualmente no tienen los beneficios, por ejemplo, de fresas o el brócoli, que contienen fibra, vitaminas y enzimas.

Comer muchas verduras y frutas ayuda a prevenir enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares, diverticulitis, controlan la  presión arterial, previenen algunos tipos de cáncer, y protegen contra las cataratas y la degeneración  macular o la pérdida de visión.

La frase "comer un arco iris" de frutas y verduras es una manera sencilla de recordar para obtener la mayor variedad de colores posibles en la dieta, y así poder maximizar el consumo de una amplia gama de nutrientes. Los colores de las frutas y verduras son una pequeña pista de las vitaminas y los nutrientes que incluyen. Al obtener una variedad de colores en frutas y verduras, se garantiza una cantidad de vitaminas y minerales esenciales.

De acuerdo con la pirámide alimenticia, las patatas no se consideran como un vegetal, ya que se componen principalmente de almidón y se deben consumir con moderación.

Frutas y verduras de color rojo
Contienen nutrientes como el licopeno, el ácido elágico, quercetina y hesperidina, por nombrar unos cuantos. Estos nutrientes reducen el riesgo de cáncer de próstata, reducen la presión arterial, el crecimiento de tumores y los niveles de colesterol LDL. Además eliminan los nocivos radicales libres, y ayudan a la regeneración de tejidos en los casos de artritis.

Frutas y verduras de color naranja y amarillo
Contienen beta-caroteno, zeaxantina, flavonoides, licopeno, potasio y vitamina C. Estos nutrientes reducen la degeneración macular relacionada con la edad y el riesgo de cáncer de próstata. También reducen el colesterol LDL y la presión arterial, promueven la formación de colágeno y la salud de las articulaciones, combaten los radicales libres , fomentan el equilibrio alcalino, y trabajan con el magnesio y el calcio para construir huesos sanos.

Frutas y verduras de color Verde
Los vegetales verdes contienen clorofila, fibra, luteína, zeaxantina, calcio, folato, vitamina C, calcio y beta-caroteno. Los nutrientes que se encuentran en estos vegetales reducen el riesgo de cáncer, disminuyen la presión arterial y los niveles de colesterol LDL, normalizan el tiempo de digestión, ayudan a salud de la retina y la visión, combaten los radicales libres dañinos, e impulsan la actividad del sistema inmune.

Frutas y verduras azules y moradas
Contienen los alimentos que incluyen la luteína, zeaxantina, el resveratrol, la vitamina C, fibra, flavonoides, ácido elágico, y quercetina. Al igual que el anterior nutrientes, estos nutrientes apoyan salud de la retina, disminuyen el colesterol LDL, aumentan la actividad del sistema inmunológico, ayudan a una digestión sana, mejoran la absorción de calcio y otros minerales, combaten la inflamación, reducen el crecimiento de los tumores, actúan como un anticancerígenos en el tracto digestivo, y limitan la actividad de las células cancerosas.

Frutas y verduras de color blanco
Contienen nutrientes, tales como beta-glucanos, EGCG, SDG, y los lignanos que proporcionan una poderosa actividad de estimulación inmunológica. Estos nutrientes también activan las células asesinas naturales B y T, reducen el riesgo de cáncer de colon, mama y próstata, y balancean los niveles hormonales, lo cual reduce el riesgo de cánceres relacionados con hormonas.